miércoles, 11 de mayo de 2011

VLAD III, EL EMPALADOR



Vlad III, Vlad Draculea o Vlad el empalador a parte de ser el que inspiró a Bram Stocker para escribir El conde Drácula y un antepasado de Robert Pattison (si, si, pa flipar, no lo decimos nosotas, lo dice AKI google) fue un príncipe de Velaquia, una antigua región a orillas del Danubio.
Vlad era el hijo mayor del rey de Valaquia y fue una víctima de las circunstancias, que el vicio ese de empalar a la peña uno no lo adquiere así por casualidad. Todo empezó cuando tenía 13 años  y su padre los entregó a él y a su hermano Radu de rehenes a los turcos, ¡en plena revolución hormonal y secuestrado por el enemigo! no hace falta ser psicoanalista para ver que eso algún trauma te lo acarrea fijo.  Pero por si le quedase alguna posibilidad de salvación y estabilidad mental cuando por fin lo liberan y llega del exilo descubre que los húngaros, apoyados por la aristocracia local, habían enterrado vivo a su otro hermano y matado a su padre.  Y él:
-Muchas gracias por liberarme ¡eh! A buenas horas, con toa la familia muerta, ¡no veas que fiesta! ¡Pa eso me quedaba en Turquía!
Y claro, al chico, con 17 años, saliendo de un cautiverio y con la tontería de encontrarse a si mismo y esas chorradas de la adolescencia pues… ¡le duró en el trono dos telediarios! que a los pocos meses un primo Vladislav II le arrebató el poder y o expulsó del país. Y viendo como estaba el panorama, que ni de la familia se podía fiar uno, se alió con los húngaros. Si, si, habían matado a su padre y a su hermano y tal, pero el rencor es una cosas muy fea… y además, pues tampoco tenía mucho más donde elegir…
Se hizo supercolega de Juan Hunyadi, que era el líder, y cuando no estaba sirvíendole en batallas le estaba comiendo la oreja: “Mira mi primo Vladislav, que mala gente que es, que ese cuando te despistes os invade, o se alía con los Otomanos  no me gusta hablar mal de la familia pero… ¡si lo conoceré yo! Yo creo que deberías destronarlo…  y ponerme a mi en su lugar… Es solo una idea, pero tú verás…“  Y tanto ralló con el tema que terminaron por hacerle caso…
 Llegó al trono todo contento, después de 8 años tratando de recuperarlo, y lo primero que hizo fue quitarle los privilegios los aristócratas que le había jodio la vida a la familia ¡faltaría más! Que él iba de buen rollo, pero tonto no era… El caso es que la peña se lo tomó fatal y empezó a montar rebeliones internas, que si no le querían como rey, que si su padre era un sanguinario y de tal palo tal astilla. Y el pobre Vlad, con la falta de cariño que había arrastrado toda la vida y viéndose rechazado otra vez pues se cogió un pique tremendo, se ofuscó y …¡los empaló a todos! Y lo a gusto que se quedó, oye, que a lo mejor no es la mejor terapia, vale, pero el Tai Chi y el Yoga no estaban de moda  la Rumanía medieval, ¿Qué se le va a hacer? Y el descubrió que lo de empalar enemigos le desestresaba la leche y se volvió así un poquitín sádico, que al principio solo lo hacía con los opositores, pero ya cuando le cogió el punto, lo convirtió en costumbre local. Así que el Valaquia del siglo XV como no te anduvieses con ojo acababas pinchado en un palo por menos de nada: que robabas, ¡te empalaban! Que cometías adulterio ¡te empalaban! Que le decías a Vlad que ibas a tener un hijo suyo y era mentira ¡te empalaban! Que estabas todo andrajoso y sólo con un sol de justicia trabajando en el campo… ¡empalaban a tu mujer! por no ayudar…
Vamos, que con ese panorama ¡¡cualquiera se atrevía a decirle que el bigotazo que se gastaba era ridículo!! Andaba la gente con un civismo y un respeto a las normes admirable, que un día Vlad dejó una pedazo de copa de oro macizo abandonada en la plaza del pueblo y ¡no hubo huevos a robarla!
Entre 40.000 y 100.000 personas fueron eliminadas con ese método, vamos que… ¡empezó a empalar y se le fue la cosa de las manos!  De hecho el tema le valía para repeler enemigos y todo, que iba un día un ejército turco todo dispuesto a invadir el país, y cuando vieron los círculos concéntricos de empalados a las orillas del Danubio se quedaron de piedra y el capitán:
-¿Que venía yo a buscar aquí? Fíjate que me pasa un montón de ir a un sitio a buscar algo y que se me olvida… Vamos a volver p’a Turquía a ver si me acuerdo… que ir a Valaquia pa n’a es tontería…- y se retiraron.
En el país la gente iba como la seda, pero lo que es con el exterior, ¡un no parar de guerras! , que si contra otomanos, contra cristianos, contra musulmanes, que si contra los inspectores de hacienda (si, si, había quién viendo cómo se las gastaba el amigo se atrevía a pedirle impuestos… esto ya eran ganas de que te empalase…)  ¡un maldito para todas las religiones!  Y con la de enemigos que tenía y con las ganas que le tenían todos adivinad quién  le arrebata el trono…  ¡Pues Radu! El único hermano que le quedaba vivo, apoyado por los turcos, ¡Radú el hermoso! Que siempre había sido un pijo y un pelotillero, desde el cautiverio “no, no, a mi no me liberéis, si eso a Vlad que no os quiere, yo me quedo aquí de rehén un poquito más…”
 Se hizo cargo de un ejército turco y un día que Vlad no estaba llegó al castillo. Y los sirvientes a la esposa de Vlad:
-¡Qué está aquí tu cuñado!
-¡Uyy! Este viene a pedir dinero o a conquistar el Valaquia, si conoceré yo a mi familia política…- Y con las mismas saltó de una ventana (hay otra versión que dice que se calló limpiándolas, con los retoques de última hora al ver que tenía visita pero no nos la creemos…)
Total que Radú el hermoso se hizo fuerte dentro del país y venció a las tropas del empalador, con lo que  el pobre Vlad tuvo que  vagar por las fronteras otra vez más, con un pequeño ejército de guerrilleros a ver si recuperaba el poder, que a la 3ª iba la vencida… pero nada, que en una de esas le tendieron una emboscada y lo liquidaron, esos sí, le cortaron la cabeza para enviársela al rey turco, que viera que lo de que el bigote llegaba de oreja a oreja era totalmente verídico, como no había cámaras de fotos…

19 comentarios:

Amaranta dijo...

Jaaaajajajaja. No, a mí tampoco me cuadra la versión del despeñote de su señora esposa por la ventana cuando la estaba limpiando.
Vaya personaje tétrico, ¿eh? P'a mí que Drácula es una versión "light" del míster.

Maeglin dijo...

Jejeje un civismo envidiable en la población...
Que la letra con sangre entra y este Vlad es un docente aventajado en lo de hacer sangrar.

PD No sé que harán en China que copas de oro no dejan pero en la calle un turista puede dejar una maleta volver a las dos horas y que siga allí impoluta,inmaculada y esperándole.

un ratón dijo...

Este era un pieza de cuiado, no me hubiese gustado vivir en esa epoca y vivir bajo su reinado... que ser empalado no debe molar ni un cacho.
Besitos

Artemisa dijo...

Viendo la foto imagino que no sólo tendría traumas el hombre por lo de estar de rehén y esas cosas, porque con ese careto... Que el bigote era ridículo, pero no era lo único...

Y me hizo mucha gracia lo de los turcos: "¿Que venía yo a buscar aquí? Fíjate que me pasa un montón de ir a un sitio a buscar algo y que se me olvida… Vamos a volver p’a Turquía a ver si me acuerdo… que ir a Valaquia pa n’a es tontería…". Jajaja.

Muy bueno, como siempre. ;)

Lunática (R.) dijo...

Jajajajajajjajaja que bueno, me partoo

Larisa dijo...

Cómo mola. Me cabreo y os empalo a todos, que veáis quién manda. Y luego dicen que Karmele está mal de la cabeza. Un beso, Karmele.

Además de cuidar al bigote (vida propia tendría, seguramente tendría hasta DNI. El bigote, digo), hay que reconocer que el muchacho sacaba tiempo pa depilarse las cejas (véase el retrato).

Lo del parentesco con Robert Pattison me preocupa a la par que me parece una maravillosa gracia de la Destino.

Jo, qué ganas de empalar más tontas que mestán entrando.

Moitos bicos, moitos.

raul dijo...

ai draculín,que historia tan emotiva, ten de todo! empalamientos, bigotudos, hungaros!! ;)

Casandra dijo...

¿Antecesor de Robert Pattinson? No me extrañaría, porque el caracter que el colega se gasta con los fans...

Aquí me quedaré... dijo...

Es lo que tiene vivir sin cariño, a empalar a todo el mundo, se ha dicho.
Es genial como cuentas la historia. Si me la hubiesen enseñado así, no hubiera suspendido nunca.
Claro, como no había tecnología, se enviaba la cabeza directamente.

Aunque pensándolo bien ¿ Cómo llegaría la cabeza si había altas temperaturas?

Un abrazo

Sonja dijo...

Madre mía mira que es tétrico el tema pero has conseguido que quede humorístico, ¿y digo yo ya que lo mataban porqué no pensaron en empalarlo?¿no se les ocurrió?¿se les acabaron los palos tal vez?

Miguel Baquero dijo...

Comenzo a empalar y se le fue la cosa de las manos... Qué me vas a decir a mí, si yo te contara mi experiencia...

fiona dijo...

Espero que la cabeza se la mandaran pinchá en un palo, para no perder la costumbre del pobre digo...jajaja

1besico!

La Perfida Canalla dijo...

El Vlad este deja al Draculin de la tele en mantillas!!! jejeje

Juanjo dijo...

Algunos vicios son para hacerselo mirar... lo del empale... un poco rarete... xDD.

Uyyy mi cuñado este viene a pedirme dinero jajaja

Un saludo chicas, seguid así, Juanjo.

JOTAGE2 dijo...

Me has matado con lo del Robert Pattinson!!!! Que fuerte, espero que no sea verdad!!

EL conde Dracula para mi siempre ha sido un personaje que me ha fascinado, no tanto el origen de este. Eso de empalar a la gente.... mu mal hecho eh!!!!

Saludos!!!!

Sikow dijo...

Jajaja, muy bueno. Me ha gustado. ^^

estonoesunblogdehistoria dijo...

Amaranta, tientes razón, Dracula casi parece la versión light... jaja

Maeglin, mmm... habrá que investigar lo de china, que algo raro pasa....

Un Ratón, la verdad es que lo de que te empalen tiene que ser, como mínimo, un poco incómodo

Artemisa, no se si es la foto que le hace poca justicia, pero guapo, guapo no era..

Lunática, genial que te haya gustado!

Si es que hay días en que lo de empezar a empalar a la peña no parece tan mala idea...


Miguel Baquero, jjaja pues nos has dejado con curiosidad...

Fiona, pues deberían haberlo hecho,pero creo que la metieron en un saco...

Pérfida, si el Vlad yo creo que era peor incluso que el vampiro...

Juanjo, esto si se lo cuenta a Freud... jejee

JOTAGE2, la verdad es que está muy feo eso de ir empalando a la peña... Lo de Pattison se supone que es cierto, que hay gente que se dedica a buscar esas cosas en los árboles genalógicos... en fin... jaja

Sikow, Gracias por pasarte, nos alegramos que te guste!!

estonoesunblogdehistoria dijo...

Raul, un pracer terche entre os comentaristas do blog!!!!

Casandra, mmmm... pues con esa genética mejor que no le cabreen mucho jejej

Aquí me Quedaré, buff, pues no quiero saber como llegó la cabeza jaja

Sonja, tuve la misma duda! a no ser que tuviese el la patente del empalamiento y no se la pudiesen copiar jaja

lingualatinaa dijo...

No sabía que su padre lo hubiera entregado como rehén a los turcos.
Un padre decente no entrega a sus hijos a nadie. Primer trauma.
Los turcos, amigos de la tradición griega de hacer cositas con los muchachitos... Segundo trauma.
Durante una serie de guerras en esa zona de Europa. Tercer trauma.
No me extraña que se convirtiera en un monstruo sanguinario.
En el fondo es una víctima del sistema. Tendría que haber ido a la puerta del sol con los demás indignados...