jueves, 23 de junio de 2011

ROSALÍA DE CASTRO



Rosalía de Castro, esa pobre niña de ojos llorosos, cuya vida llena de desventuras fraguó algunos de los poemas más hermosos de la literatura gallega.

Nació en Santiago de Compostela el 24 de febrero de 1837, en una casa abandonada de la ciudad, que ya es empezar con mal pié. Según su partida de bautismo, era hija de “padres incógnitos”, en realidad un cura y una burguesita de la época (María Teresa de Castro), que intentaron ocultar la existencia de la pequeñaja durante 10 años. Hay que tener mala leche, dar a luz a una homeless y por encima repudiarla, poniéndola a cargo de un familiar ahora, un colega después… A pesar de todo recibió una completa educación, y tan bueniña era que acabó por perdonar a su madre. Que la señora veía que se iba haciendo viejuna y:

- Oye, que no estoy para muchos trotes y hasta me puede dar un patatús (unha volta, que se di na terra), y a ver después quién me cuida, con el cura no se puede contar. A lo mejor esta hija mía, boba cómo es, acepta mis disculpas y me aligera el rollo de la tercera edad…

A los 12 añitos Rosalía se cansó de jugar al escondite, robar fruta y reírse con sus amigos Manolo y Paca:

- La felicidad es un puto rollo, Manolo, te lo digo yo… con lo que me gusta a mi la poesía, la declamación, la pintura, la música… si quiero ser artista, tengo que deprimirme, cubrirme de nubes negras y esas cosas. Ya estoy cansada de tanto pasármelo bien, oyes, ¡¡¡con lo que mola llorar con el telediario!!! Verás cuándo me venga la regla, que a oscura no me va a ganar ni una, y con eso ¡tengo lo de ser artista asegurado!

Total, que se puso a leer periódicos como una loca, para entrenarse en lo de la desesperación vital. Fue tanto el empeño que en unos meses empezó a componer poemas:

- Ai, ai, ai… qué triste soy madre mía
qué poquito la vida me estima
cómo llora mi alma (mmmm, ¿¿con qué rima mía??), ¡¡ahhh!!
cómo llora mi alma de monotonía
Estos versos son para ti… ejem… ¡Sofía!

Y le iba con el cuento a su Madrina, niñera de turno:

- Joooo, madri, ¡¡¡flipas con lo que acabo de escribir!!! Mira, te lo entono así con sentimiento, t´emocionas fijo eh...

La madrina la escuchaba con paciencia, pero acabó por cansarse de tanta literatura. Ella era una mujer más práctica, sentimentalismos para los débiles, que se dice:

- Oye Rosalía, meniña, que me tienes la cabeza comida. Menos arte y más brío con el andar, ¡¡que a este paso no hay quién te case, corcho!!

Pero se equivocaba, en 1856 nuestra escritora se trasladó a Madrid, y se las arregló para meterse en el mundillo de pensadores y periodistas. Así conoció a Manuel Martínez Murguía, con el que se casó en 1858. A partir de ahí vino lo de procrear, venga a parir ¡¡hasta 7 veces!! Con tanto mocoso la tía no tenía tiempo para la inspiración:

- Mira Manuel – le reclamó un día al marido – aquí la que pringa con las papillas soy yo, mientras tú te vas de tertulia y filosofía… pues no señor, que una tiene su dignidad. A partir de ahora nos repartimos lo doméstico, que tengo algunas ideas súper para publicar. Joder, si hace más de 2 años que no lloro ni nada, que así no se puede Manuel, que no me vienen las musas ¡coñe!…

Murguía cedió, no sin cierta reticencia, ante lo mucho insistir de la esposa ("que qué te cuesta, que siempre cargando yo con todo, que si los huevos te los va a freír tu madre y no te lavo los pantalones porque no me da la gana…").

Finalmente, el 17 de mayo de 1863 salió a la luz el poemario Cantares Gallegos, referencia obligada de la literatura galaica, de tal forma que ese día acabó convirtiéndose en el de las Letras Galegas. En 1880 Rosalía relanzó su actividad literaria con Follas Novas.

A la de Castro le dio también por la vena feminista y la de la socio-ecología:

-Que una es tristona pero también tiene su espíritu, oigan, lo abusivo de los hombres no tiene nombre, y no digamos la emigración… que aunque melancólica, apática, anhedónica, abúlica y asténica me queda tiempo para protestar. Si señor,  y estoy hasta los huevos de injusticias. ¡¡¡Arriba la revolución, abajo los poderosos, liberad a Willi, el voto ya para nosotras, cerremos la celulosa, adiós ríos, adiós fontes, putos bancos de los cojones...!!!  ¡¡¡Me voy de misión humanitaria al Putumayo!!! ¡¡Unámonos por el bien común, hermanos!! ¡¡Galiza ceibe!!

Así todos los días, sulfurándose ahora, deprimiéndose más tarde... hasta se compró un curso de graffities por entregas, de esos que salen al final del verano y en navidades. Aún se ven algunas de sus pintadas por las calles de Santiago: "No al capitalismo, cerremos el Corte Inglés", ó "Liberación y anarquía", ó "Máis galego inda que sea con jeada, cajonacona". El hijo mayor se preocupó un poquito:

- Mami, conozco yo a un señor que dice que es psiquiatra, si eso te apuntas a unas sesiones... te veo un pelín estresada...

Aceptó, más que nada porque la dejaran tranquila, lo de psicoanalizarse era una tapadera y otro modo más de hacer ver a sus fans lo malísima que estaba de la depresión.

- Y no me tomo el Prozac, no vaya a ser que funcione y se me espanten las musas.

Y así siguió su vida, de síndrome premenstrual en síndrome premenstrual, solitaria pero inventiva, de tal forma que antes de 1885, año en el que fallecía, tuvo tiempo para crear uno de los legados más brillantes de la literatura gallega.

Nota: Finalmente, Rosalía se tomó el Prozac. Es que a la pobre se le murieron todos los hijos, así a lo loco, que es cosa de muy poca risa. Hay que tener mala suerte, ella quería sólo algo de influencia estrogénica, unos lagrimones de cocodrilo de vez en cuando, pero de ahí a quedarse sin descendencia, ¡¡¡ya le vale al retorcido del destino!!!

Nota 2: Preguntas al lector, ¿cuánto te pareces a Rosalía?
1. ¿Te ponen triste los anuncios de Ariel? A. Sí, siempre todo sucio, y a la pobre de la marca blanca nunca le sale nada bien, B. No, C. Son la monda, siempre sale la mancha...
2. ¿Cuánto crees en la visualización positiva? A. Nada, B. Psé psé, C. La defiendo a muerte (¡¡yo si vi el documental!!)
3. Cuando sales de noche, ¿qué actitud tomas? A. Héroe crepuscular, B. Según lo que beba, C. A  tope de power.
4. ¿Has escrito poesía alguna vez? A. A todas horas, hay que descargar, B. Cuándo cateaba, C. Prefiero ver Sálvame.
5. ¿Con qué frecuencia pones como estado en redes sociales "cansada", "hoy llueve" o " :-C"?  A. Todos los días, B. 3 días a la semana, C. Nunca de los jamases.
6. ¿Qué opinas del futuro? A. Negra sombra que me asombras, B. A ver cómo va lo de la economía, C. Venga a reír a lo loco, y una velita a San Antonio que todo se arreglará, corchisssss.
7. ¿Eres una persona activa? A. Déjame dormir, pesao, B. Sólo llevo 2 cafés, C. A ver, de 8 a 9 el primer tema, de 9 a 10 el segundo, de 10 a 12 máquina del café, luego patinaje... ... ...

Si tienes mayoría de A, viva, eres súper fan de Rosalía

17 comentarios:

La Perfida Canalla dijo...

"Adios rios , adios montes...." y el caso era no callar...

Juan C. dijo...

yo leí no me acuerdo donde que es un hecho histórico que Rosalía de Castro fue en su edad madura madura amante de Pérez Galdós. Según se cuenta a don Benito le gustaba que ella, dicho con todo respeto, se quitara la dentadura postiza y le practicara felaciones. Dicen que es cierto, que no son chismes malintencionados sobre ellos.

estonoesunblogdehistoria dijo...

Jooooooolín, ¡¿Cómo es posible que se nos pasase esa información tan suculenta para el blog?!, habrá que poner ojo avizor la próxima vez, estamos por reformar la entrada e incluir eso que cuentas!!!!

Miguel Baquero dijo...

LOL, que significa (creo) que me he descojonado, sobre todo con este último test. LOL LOL

fiona dijo...

La verdad que eso de quedarse sin descendencia a lo loco es una putada...jajaja, después de parir 7 veces...

1besico!

Maeglin dijo...

Esta señora me tiene ganado desde mi más tierna infancia. Porque ver su rostro en un billete verde que te quiero verde era un estímulo muy poderoso para amarla.

raindrop dijo...

Me gusta este sentido del humor. Un enfoque así para la historia resulta mucho más interesante que los peñazos de siempre xD

Oye, Maeglin, el billete de Rosalía (si no recuerdo mal) era el azul de 500 pelas. Los verdes los acaparaba Galdós.


un saludo

Larisa dijo...

- Y no me tomo el Prozac, no vaya a ser que funcione y se me espanten las musas.

Mencanta. MENCANTA.

Besísimos de San Juan.

(Follas novas, risa dáme
ese nome que levás)

AM Editorial dijo...

Hola!!

Jajajaja... buenísimo!

Me habéis recordado a una profesora de literatura del instituto. Cada vez que explicaba los poemas de cualquier autor, decía: "Es que estaba triste porque no le hacía caso. Luego, le hizo caso y dejó de escribir... Lçogico, estaba dale que te pego al tema, ¡como para escribir!"

¿Siete churumbeles? Ahí es na... sin tele ni internet, es comprensible. ¡Menos mal que los dos sabían leer!

Un abrazo y seguid así!

José dijo...

Jajaja, como siempre muy bueno. Creo que no parezco en nada a Rosalía, mayoría de B y algunas C pero de A nada de nada.

Amaranta dijo...

Oye, qué bueno, el test. De lo mejorcito que he visto jejejeje.

Sonja dijo...

Pues fíjate que la no la he leido mucho a esta señora, habrá que ver, es que con tanto llover y llover por esos lares algunos se deprimen.

Maikita dijo...

Tienes un premio en mi blog

Quico dijo...

No contáis nada de la cantidad de calles que se compró, que vas a cualquier pueblo y tiene una a su nombre xD

Saludos!

estonoesunblogdehistoria dijo...

Pérfida, si es que cuando una está inspirada no se puede contener... jeje

Miguel Baquero, proponemos que en la wikipedia pongan tu definición en el significado de LOL! jaja

Fiona, una putada muy grande, la vida es muy perra...

Maeglin, la verdad es que ese es un factor de condionamiento positivo importante... jeje

Raindrop, bienvenido, nos alegramos que te guste!

Larisa, si es que los antidepresivos han hecho mucho daño a la poesía!!!

AM Editorial, si es que hay cosas que... ¡hacen que se te olvide escribir! jeje

José... ¡eres un optimista! jajaaja

Amaranta, es importante saber lo que tiene una de poeta del renacimiento! jaja

Sonja, es un clima muy propicio para la poesía sentimentalista y melancólica, si...

Maikita, reiteramos nuestro agradecimiento!! Un besote!

Quico, ¡tienes toda la razón! ¡La reina del Monopoly la tía! jeje

La que vive al lado dijo...

Me uno al clan de fanáticos (recuerden que mamá es de Orense u Ourense, como lo llaman ahora =).

La conozco por mi madre, obviamente, que cada tanto me cuenta su historia y de cómo era su casa...

Y ahora tengo que sali, pero luego vuelvo a contestar a ver cuanto me le parezco.

Carmen Lorenzo dijo...

Gracias a Rosalía los gallegos salimos de la oscuridad. Porque en aquella época no se podia hablar gallego, apartir de 1863 empezamos a hablar es lo que nosotros denominamos O Rexurdimento(el resurgimiento)Y es que el día de las letras gallegas(que se celebra cada 17 de mayo)existe gracias a Rosalía.