lunes, 24 de octubre de 2011

ESPARTACO



Juan Antonio Ruiz Román, Espartaco, es, como todos sabéis, un torero españó, sí, hombre, este que estaba casao con la Patricia Rato y que ahí atrás se divorciaron porque se decía que el le ponía mucho los cuernos, como era torero... ¡un escándalo!  Pero a parte de éste, que es el que mola y el que sale en Sálvame y en la Noria y a veces en los telediarios y todo, había otro uno que no era ni andalú ni torero ni que es del que toca hablar hoy en esté bló, os cuento:

Espartaco, el gladiador, nació en Tracia en el año 113 a. de C. y en su juventud se metió en las tropas auxiliares de Roma, porque los anuncios de LAS FUERZAS ARMADAS desde la antigua Roma hasta hoy han sido siempre muy de fliparse y muy motivadores ¡que parece que en vez de ir a la guerra te vas a ir al paintball con los colegas! Pronto se dió cuenta nuestro héroe de que le habían tangado y que la cosa no era tan guay como pintaba así que fue a junto del jefe de personal para renunciar:

-A ver, que lo del anuncio era publicidad engañosa, que a mi me vendieron ver mundo y unas experiencias de la ostia y lo que hacemos es batalla va, batalla viene y luego borracheras... ¡¡Me ahogo en esta monotonía de vida!! Ya no me siento motivado y creo que no aporto nada. Voy a dejar el ejército y dedicarme a otra cosa.
-Espartaco, no ralles, y quédate que en un par de batallitas y ya te damos vacaciones, que tú lo que tienes es estrés, que se te ve… Además ¿has visto como está el mercado laboral? Si esto me lo vas a agradecer a la larga que no vas a encontrar na mejor…

Total, que como no le dejaron rescindir el contrato por lo legal tuvo que pirar a hurtadillas y estaba en plena deserción cuando lo cachan y ya sabeis que los romanos no se andaban con chiquitas con los desertores, por norma general los mataban, con o sin tortura, según el día… Lo que pasa es que vieron el cuerpazo que se gastaba que se gastaba el Tracio: ¡Ese torso musculado, esos cuádriceps, eso brazacos, esos oblicuos marcados!¡casi como el chuacheneguer en los tiempos culturista! Y les dio penica desaprovecharle, que ese como esclavo picando piedra tenía que ser mu bueno, así que lo mandaron a una cantera de yeso donde estuvo dándolo todo una temporada hasta que pasa por allí un ojeador de gladiadores, al que precisamente le gustaba mucho aprovechar a la gente de la cantera… Lo fichó y se lo llevó a jugar en la escuela de Léntulo, en Capua, y bueno, ¡Un crak en la arena del circo! El fichaje de la temporada: lo llamaron de la selección, fue ídolo de masas, ¡vendía más camisetas que Messi!
 Pero se ve que a Espartaco lo de ser gladiador tampoco le motivaba mucho, que estaban bien los aplausos cuando mataba leones y la fama y tal, pero ¿y la libertad? Y se rallaba él por las noches mucho con el tema, que a pesar de ser gladiador y eso era mucho de reflexionar Espartaco... Hasta que un día casualmente vio pasar su hermana Petronia y poniéndose al día le contó que ahora era esclava y prostituta y por ahí ya no pasó, ¡su hermana pequeña! Así que decidió que había que rebelarse  contra el sistema, se puso en pié en medio de los demás gladiadores y soltó un discurso que ni Martin Luther King, ahí supermotivador, rallando contra la opresión, contra el imperialismo romano y demás.
Consiguió liar a 74 indignaos para pirarse del cautiverio y luchar por la libertad: se aprovisionaron de armamento de gladiadores y montaron el campamento en el monte Vesubio, sobrevivían con pequeños  asaltos a las ciudades, pillaje en los caminos y esas cosillas de guerrilleros.  Aunque Espartaco era el jefe repartían equitativamente los botines,  rollo comunista, lo que animó a mucha peña a unirse al movimiento y despertó el interés de los dirigentes del imperio, que antes de la cosa fuera a más decidieron mandar un ejército de 3.000 hombres a desalojar la plaza el monte. Lo que pasa es que se fueron de sobrados, infravalorando al rival, (¡que no hay rival débil, ya lo dice Pep, ese hombre!) y los esclavos le dieron candela alzándose con la primera victoria.
Tras el bochorno, el emperador Romano envió otras dos centurias, pero Espartaco, que era mu listo lo veía venir y tenía una serie de espías que le chivaron la estrategia romana, así él, que era bastante crack, ideó una mejor y los esclavos ganaron la segunda batalla, lo que le granjeó una popularidad en el impero que flipas y cada vez más adeptos se unían a las filas de la revolución y sumando, sumando pasaron de ser 74 a 70.000. 
Y con cada victoria se venían a riba:
 -¡Derrocaremos el poder!
-¡Cambiaremos la ley electoral!
-¡y el impuesto de patrimonio!
-¡¡Tomaremos Roma!!
-¿A que sí, Espartaco? ¿A que sí?
Y Espartaco…
-Eh… sí, bueno... ejem… A ver como os explico esto… Se me está yendo el movimiento este de las manos, yo paso mazo de conquistar Roma, mi intención es que seamos libres y punto pelota, que piremos todos al norte y luego allí en los límites del impero ya  cada uno ¡que se busque la vida! Mi plan en concreto es criar ovejas o algo en las Galias, que me han dicho que tiene unos paisajes acojonantes, una gastronomía que flipas y unas mujeres guapísimas como Carla Brunni o Leticia Casta...
Y un grupo aplaudió, pero otros empezaron abuchearle mazo, que  ni de coña iban a ir ellos al norte, que nos se les había perdido nada allí con el frío que debía hacer y con lo rubios que eran todos…  y ahí empezaron las disensiones, unos 20.000 pavos se piraron a los mandos de Crixio y el ejército rebelde empezó a debilitarse sufriendo las primeras derrotas… Aún así el afluir de esclavos continuó en aumento y esas divisiones internas no supusieron el fin del movimiento sino que Espartaco consiguió volver a unificar a su ejército y obtuvo importantes victorias, lo que desesperó muy mucho a los romanos…
-Si eggg que… ¡que no me jodas! Que hemos conquistado en huevo de territorios y nos va a acabar con el imperio un grupo de esclavos… ¡mandadme legiones, cohortes, centurias, lo que haga falta! Pero esto no se nos puede ir más de las manos, que estamos siendo el ridículo de Europa…
Y  el ejército romano movilizó a más de 120.000 hombres por tierra, mar y aire, ¡ah, no! ¡Aire no que no había aviones ni na!
Espartaco viendo que lo de huir hacia el norte era un locura, que había mucha península itálica que atravesar decidió pactar con unos piratas, para que lo recogieran en el sur y huir hacia Sicilia y de allí ya vería como hacía, así que encaminó a todo el ejército para emprender el  crucero, pero… ¡fíate tú de los piratas! Que ya el propio nombre indica que son unos falsos y unos vendios, que por unos doblones  de oro pactan con los romanos o con quien haga falta y cuando llegaron al puerto Espartaco y los suyos…. ¡ni una lancha!  Entre el bajón que les entró por la traición y que los romanos habían mandado a un ejército que flipas pues… ¡perdieron el combate! La mayoría la palmó en plena batalla y los que no, fueron hechos prisioneros… 
Y Craso:
-Traedme a Espartaco, que a ese lo quiero liquidar yo in person, que no vaya a ser se nos escape otra vez y nos la vuelva a liar…
Y los soldados:
-¿No tendrá una fotillo suya por ahí, no? Es que fíjese que no sale mucho en la tele y no le ponemos cara…
-¡Pardiez! Yo tampoco sé como es el tío, que lo busque en facebook pero tiene tope de privacidad y en la foto perfil sale un dibujo animado…  Pues preguntamos.
Y se acercan a los prisioneros y… Bueno, no lo cuento, lo veis:

Para los que salteis el vídeo (que siempre hay quien pasa, que esto me lo conozco) pues os resumo: un soldado pregunta  que quien es Espartaco y los esclavos se la lían diciendo todos “yo soy Espartaco, yo soy Espartaco...” y como ser  valiente sale mu caro y los romanos había aprendido la lección y no se andaban con sutilezas, los crucificaron a todos a todos para escarmiento de la población, ¡unos hijos de p…!

¡¡Ostras!! Esperad… que he terminado y todavía no me ha salido que se lia con Tita Cervera... No me cuadra... Ainsss... ¡¡que no iba a ser este el Espartaco del que habíamos acordado hablar!! ¡que era de Espartaco Santoni! EL HOMBRE, ese latin lover que se ha liado con las mujeres más deseadas de este y el otro lado del charco, léase Marujita Díaz, Teresa Velázquez y la Baronesa Tyssen! Pues ahora se queda así, pues ahora se queda así que no tengo tiempo de hacer otra entrada… ¡más información en la wikipedia!

14 comentarios:

fiona dijo...

Pobre, tanto gladiador, tanta guerra y él lo único que quería era una granja...jajajaja. El Espartaco de la serie creo que era más Latinlover que el Santoni...ainsss...;)

1besico!

raindrop dijo...

Estos romanos... claro, se me ponen a buscar al Espartaco en el féisbuc y les sale que tiene unos tropecientos mil amigos y se acojonaron bastante.
Lo malo de estas revoluciones contra el sistema es que suelen acabar siempre igual: los revolucionados enfrentados entre sí y el sistema cepillándoselos a todos. Jo, qué mal.

besos

Miguel Baquero dijo...

Juajuajua, me descojono.
De todos modos, el libro era muy bueno, os lo recomiendo

Tarambana dijo...

Una entrada sobre Espartaco muy completa XD

Para mí el Espartaco bueno era Kirk Douglas. Esos Espartacos modernos (el de la serie) tan metrosexuales no molan nada.

AM Editorial dijo...

Jajajajaja... Lo de Tita Cervera ha sido la guinda!!

Pero con esa descripción de torso, bíceps, tableta de chocolate... cómo sacáis al Chuarcheneguer? Qué anticlímax, he de decir...

En fin, gracias, de nuevo me habéis hecho soltar la carcajada!

un ratón dijo...

Ayyy ya no quedan hombres comos los de antes .. en fin me conformaré con ver a ese Tony Lee Curtis que era reguapo con ganas.
como siempre muy grande
Un beso

Sonja dijo...

jajajaja! es total! chuacheneger, jiji, no sabía que fuera tan interesante el tipo este, mira que no será porque no lo echen cada Navidad, pero no sabía que luego montó un ejército, vaya fenómeno.

Juanjo dijo...

Jajaja los anuncios de las fuerzas armadas han sido siempre pa fliparse jajaja ya te digo, y ahora tienen efectos especiales.

Lo que da de sí este gladiador que hasta revisaran el patrimonio, igual hay que traerlo aki pa darles a los políticos españoles...

No se si acabaria liandose con tita Cervera pero igual es contemporaneo de la duquesa. Ahora me explico lod e la fisura en la cadera de la de Alba...

Maeglin dijo...

Espartaco tuvo el sindrome de las Vegas y no se retiró cuando aún ganaba y al final todo para al banca. Debió irse cuando tuvo ocasión, eso sí la lio parda!!!

Anónimo dijo...

Hacía mucho tiempo que no cogía la pluma para terciar en este blog, pero he estado atento a sus evoluciones y no puedo menos que intervenir para felicitar a sus artífices, hábilmente desenmascaradas por una lógica deductiva que en su día puse en práctica con ayuda de Bourdieu.
Abandono la retórica y felicito de nuevo a las autoras que, ante mi sorpresa, han conseguido varios galardones y mucho público. Reconozco que este éxito es lo único que la lógica no podía predecir...
Enhorabuena y a seguir
Alberto...

estonoesunblogdehistoria dijo...

Fiona, el Espartaco de la serie... ¡telita! jeje

Raindrop, si es que en ciertas cosas la historia es siempre la misma...

Miguel Baquero, sugerencia anotada, gracias!

Tarambana, Kirk Douglas molaba mazo!!

Un Ratón, es que antes... ¡que hombres! jajaja



AM Ediotrial, Chuacheneguer en su época de culturista daba un miedito... jejej

Sonja, la verdad es que en Navidades con Espartaco y en Semana Santa con La vida de Jesús tienen la programacion arreglada jaja

Juanjo, jajajaj, pues habría que preguntarle detalles a Doña Cayetana

Maeglin, jajajjaa, nos ha encantado lo del Síndrome de las Vegas!!!

Y ahroa tú, ALBERTITO!! Hemos de decirte que tu comentario ha generado sentimientos encontrados:
.Por una parte alegría y alborozo porque ¡has comentado! Te has dignado una vez más a honrar nuestra casa con tu elocuencia y tu gramática parda. Por ello, ¡GRACIAS!
.Por otra una profunda tristeza
porque aún muy lejos de ser capaces de aplicar Bourdieu para descifrar tus escritos deducimos, por lo cuentas, que llevas tiempo sin pasarte por aquí. No contabamos con eso, estabamos convencidas que eras un asiduo visitante de este blog, que nos leías desde las sombras, desde el silencio, no hayamos profundamente decepcionadas en ese aspecto...
De todas maneras recibe un cordial saludo y dale recuerdos a tu novia, esperamos que ella sea más asidua a nuestra bitácora y se sonría de vez en cuando con los históricos personajes.

Aquí me quedaré... dijo...

Me alegra encontraros de nuevo a través del blog de Miguel

Sin dudarlo un minuto me quedo con el Espartaco de la peli.
¡Faltaba más!

Besos

estonoesunblogdehistoria dijo...

Aquí me quedaré, bienvenido de nuevo!!! El blog de Miguel es un sitio ideal para encontrarnos de nuevo...
un saludo

Food and Drugs dijo...

Las conquistas de Espartaco Santoni también tienen su mérito, eh, no nos vayamos a pensar que todo fue llegar y besar el santo. La lástima es que se le escapara la duquesa de Alba.
Pobrecillo. Si es que la felicidad absoluta es una entelequia.
;-)