jueves, 9 de diciembre de 2010

LOS CRÍMENES DE NERÓN


Ya decíamos anteriormente que Nerón era un tío majo pero, como vemos que a la gente sigue sin caerle demasiado bien, nos hemos decidido a profundizar un poquito más en sus aficiones ¡ya veréis como le acabáis cogiendo cariño!
¿Y que era lo que más le gustaba a Nerón después de la lira? ¡Pues matar! Bueno, eso y las orgías, de hecho una fue desencadenante de la otra.
Nerón era feliz en su palacio con su musiquita y con las tremendas orgías de hombres, mujeres y niños que se gastaban los romanos, pero tenía siempre a la plasta de Agripina detrás:
-¡¡Nerón ni se te ocurra ir de orgías hoy, eh!! Si quieres por la noche ya me acuesto yo contigo.
Al pobre esto le daba vergüenza, claro, todo un Señor Emperador durmiendo con su mamá y castigado sin poder acudir a una triste orgía. Pero Nerón no se atrevía a replicarle, que los romanos eran muy respetuosos con sus mayores. Así andaba el pobre cabizbajo por palacio mientras los demás se divertían. Hasta que no aguantó más y ordenó el asesinato de su madre:
-A ser posible… ¡que parezca un accidente!
Trazó un plan para que se hundiese la embarcación en la que Agripina tenía que partir aquella tarde. Con lo que no contaba Nerón era con que su madre ¡nadaba mejor que un delfín! Así que chapoteando, chapoteando…  consiguió alcanzar la orilla  y se presentó en seguida junto a su pequeño Nerón.
-¡Oiii, hijo! ¿¿a qué no sabes lo que me acaba de pasar?? ¡¡¡Que susto, que susto!!!  ¿Te puedes creer que se hundió mi barquita?  ¡Oii! Me retiro ahora mismo a mis aposentos a ver si me recupero… ¡Ah! Y dile a Séneca que venga a calentarme los pies, anda...
Pero Nerón sí se lo creía ¡si!, y el pobre ya estaba hasta los huevos:
   -¡¡Me cago e todas las sutilezas romanas!! A ver tú, el de la lanza, vete a su habitación y mátala. Sí, así, a palo seco… llegados a este punto ya... ¡tonterías las justas!
Y allá que se fue el soldado:
- Señora Agripina, mire, que si es tan amable de abrirme que vengo a asesinarla por orden de su hijo...
- ¿De mi hijo? Si ya lo veía yo venir. Pasa, pasa…- y descubriéndose el vientre- “hiéreme aquí en el vientre que fue capaz de gestar a ese monstruo

Y así empezó Nerón sus andanzas como asesino, y se dio cuenta que eso de poder disponer de la vida y la muerte de los demás además de inspirar un huevo era súper divertido. Así que mandó una orden de suicidio también para su amigo el andalú, que a parte de repatearle su acento, tenía el handicap añadido de ser amante de su madre.
Y ahí que se van los guardias taciturnos a convencer a pobre Séneca de que se suicide.
-TOC TOC
-¿Pero quien llama a esta hora, pisha?
-La guardia de emperador. Oye, Séneca, tío, que ha dicho Nerón que te tienes que suicidar, que a él eso lo inspira.
- ¡¡No se ha jodido con el italiano este!! Si ya lo veía yo de venir… Bueno, pos na... mejó eso que escuchar un solo recital más dese desaborío, que no sabe ni arrancarse por bulerías ni na… ¿ Puedo hacer testamento por lo menos?
Y los guardias, mirando el reloj, digo... la posición de la luna:
-Joer Séneca, es que es tarde y en media hora van echar un cristiano a los leones y no nos lo queremos perder.
-Entiendo, entiendo…- siempre tan comprensivo Séneca- ¿Era hoy cuando zampaban al Manolo? ¡¡Siempre perdiéndome lo mejor!! Pos na… que de testamento ya os dejo el gran ejemplo de mi vida y esas cosillas…
Y acto seguido se rajó las venas, ¡con un par! Como si en vez de andaluz fuese vasco. Pero se ve que e pobre tenía la tensión baja, y la sangre no acababa de salir, con lo que el suicidio amenazaba con prolongarse...
Y los guardias:
-Joer Séneca, que a Manolo ya no le debe de quedar una sola extremidad, nos estamos perdiendo o mejor ¡¡Joo!!.
Y Séneca:
-¡Que no se puede uno ni morí en paz, pesaos! ¡¡Ya me meto ahora en la bañera y me ahogo yo solito no os preocupéis!!
Y así hizo el pobre Séneca, meterse en la bañera y ahogarse él solito, mientras soñaba con una nueva vida plena donde jamás tendría que volver a oír la lira de Nerón...

Y mandó Nerón matar también al poeta Lucano por conspirar contra él (lo cual no era ninguna novedad en aquella época). Y ahí que va de nuevo la guardia a notificárselo al pobre:
- Joder, nos perdemos todas las ejecuciones tío, yo este trabajo lo dejo, ¡¡¡te digo yo que lo dejo!!!
-TOC TOC
-La guardia del emperador. Nada, Lucano, que nos manda Nerón la orden de que te auto asesines, suicidio dicen que se llama...
-¡¡Ah!! Si, hombre, ¿cómo no? Pero pasar y tomar asiento. Ya me extrañaba a mí que tardase tanto... pos na... que ahora mismo me corto las venas y tan contentos…pero también te digo una cosa: ¡este emperador tiene algo contra los cordobeses, eh!  Que yo no me explico… En fin, apartaros que salpica.- Dicho y hecho. Se cortó las venas Lucano, tan solícito siempre.
Pero con el fluir de la sangre sucedió que al bueno de Lucano le vino la inspiración, y claro, eso un poeta no lo puede desaprovechar, así que se ligó momentáneamente las venas mientras escribía sus últimos versos... que lamentablemente no llegaron a nuestra época. Se ve que los pobres guardias andaban más preocupados por no perderse el último numerito del circo romano que por culturizarse…¡¡ malos tiempos para la literatura!!


10 comentarios:

fiona dijo...

Joder con Nerón, y encima no se dignaba a matar a nadie, nada más que dando recaditos...jajaj, la mejor Agripina, chapoteando cual pato!

Un beso

Fibonacci dijo...

Cuando entre por primera vez a esta página...ya me arrepentí de los años baldios estudiando historia...hubiera esperado unos años más y con menos tiempos y por supuesto menos gastos estoy aprendiendo a conocer la misma y encima divirtiendome.
Muy bueno...un saludo

Patrishaw dijo...

Jaja, ley de la compensación: ¡2000 años después volvieron los buenos tiempos para la literatura!
Seguro que si Turner conociera vuestra versión de la "desaventura" de Agripina, una de sus obras maestras tendría un matíz muy distinto...
Enhorabuena una vez más, sigo tronchándome y sorprendiéndome como si fuera la primera vez que vos leo.

Korso Rogan dijo...

Locuróooon, locuróon! Que grande la imagen xD

estonoesunblogdehistoria dijo...

Fiona, Agripina casi, casi como Phelps!!!

Fibonacci, si la historia mola! es lo que queremos demostrar, jeje

Patrishaw, encantadas de que hayas salido del anonimato, bienvenida a esta nuestra comunidad!

Korso Rogan, tú comentario nos ha alegrado el día que pensabamos que la imagen pasaba desapercibida, con lo que nos costó hacer ese bocadillo manual!!! :P

Miguel Baquero dijo...

Te leo con una sonrisa y me he reído a carcajadas sobre todo con el Séneca y su gracejo gaditano, pisha

Amaranta dijo...

Vaya elemento, Nerón. A ver si nos cuentas lo de cuando quemó Roma, que esa también debe de ser para partirse....

hijoeputa dijo...

Lo que se te ha olvidado decir es que cuando Agripina se acostaba con Nerón no era precisamente para arroparle.

estonoesunblogdehistoria dijo...

Miguel, Amaranta e Hijoeputa gracias a los tres por leernos y comentar!!
Amaranta e Hijoeputa, tenemos una entrada anterior sobre Nerón en la que hablamos un poquito del cuando incendió Roma y donde explicamos lo de Agripina, que tenía un vicio la tia!!! Si quereis podeis leerlo, esperamos que os guste!

Un saludo!!

la reina del mambo dijo...

Fantástico, esta historia si que es divertida y no la del colegio.
Besos