lunes, 29 de noviembre de 2010

TEODORA DE BIZANCIO

Y con esta imagen tan discreta, tan sencilla, tan parca en complementos os presento a la Pretty woman del sigo VI: ¡TEODORA DE BIZANCIO! Una gran olvidada de la historia.
Teodora nació en Turquía y desde pequeña quiso ser artista pero solo le ofrecían papeles guarrillos, de los de enseñar chicha aúnque siempre le decían lo típico: “no, no, pero son todos desnudos necesarios, importantísimos para el desarrollo del guión y tal y cual, muy artísticos y muy cuidados todos”  Y claro, fue haciendo concesiones, una cosa llevó a la otra y de actriz pasó a meretriz (por decirlo finamente). Después de varios desengaños amorosos y una hija bastarda la promo de alguna obrita la llevó a Bizancio y allí conoció al futuro emperador Justiniano I, no sabemos ejerciendo cual de las dos profesiones que tenía la muchacha, ¡que no va a ser este blog el que difunda que el futuro emperador era un putero! Como parece que en el Bizancio de la época estaban todos muy adelantados a su tiempo el heredero decidió apuntarse a la moda que actualmente lo peta entre los príncipes de Europa: casarse con una plebeya. El problema es que la ley era muy clara: “El heredero al trono no puede casarse ni con putas ni con actrices” y la Teo ¡hacía el doblete! Pero si algo bueno tiene ser emperador es que la ley te la pasas por el forro de la corona así cambió un articulito por aquí y un articulito por allá y se casó por amor.
Así fue como Teodora paso de actriz a meretriz y finalmente ¡EMPERATRIZ! Pero que nadie piense que era de las que llegaba al poder y se acomodaba, ¡qué va! Joder, después de semejante ascenso en la escala social iba va a rajarse al final, ¡no, no, no! ella lo que quería era legislar: reformó el código civil y aprobó (¡ojo al dato!): el divorcio, el aborto, la bigamia, prohibió la prostitución forzosa, castigó la violación con pena de muerte, aprobó el reconocimiento para hijos bastardos y retiró esta sanción para los y las adúlteras, que un ¡desliz lo tiene cualquiera! Vamos ¡una progre! Haciendo amigos entre los conservadores de la época que yo la veo casi con rastas y palestina… Tenía como acérrimo enemigo la versión siglo sexto de Peñafiel, un historiador llamado Procopio Cesáreo que en su obra Historias secretas la puso fina, que si orgias, que si hijas secretas, que si como actriz era pena, que si con emperatrices así la república estaba al caer… vamos ¡lo que contaría actualmente en Sálvame!
Es de suponer que entre el pueblo tenía unos cuantos detractores que estaban a la que saltaba y la chispa estalló un día en el hipódromo, después de una carrera de cuádrigas en la que la gente no se aclaraba la con la foto-finish se empezó una discusión que ¡ríete tú de los hoolligans! la cosita se fue calentando hasta ese punto el que ya no se sabe de qué va el tema y alguien dice: “¡¡y la emperatriz es una puta, a quemar el palacio!!” y en caliente vas y lo haces. Con el pueblo enfurecidísimo a Justiniano I y sus ayudantes le empezaron a temblar las piernecitas: “bueno, bueno, parece que va a haber que ir huyendo, Teodora mete tus perlitas en un hatillo y vamos pirando”
Y ella: ¡¡Burgueses acomodados!! ¡Que una no pasa del prostíbulo al palacio para rendirse a la primera revuelta, como si no me hubiesen llamada puta antes!! A ver, ¿no tenías tú un general que se las daba de héroe? ¿Qué pasa? Que en pueblos ajenos si y aquí va y se raja…
Y Besalio, que el general se llamaba Besalio, se picó y a la orden de Justiniano sofocó a los insurgentes dejando a Teodora y a su marido en el poder 16 años más, hasta que un cáncer de mama acabó con su vida.
Y por increíble que parezca lo mejor de la historia está por llegar, que con este curriculum que tenía la tía en el último momento dicen que se arrepintió, que lo de follar pro dinero está mal, que bla, bla, bla y la iglesia va y… ¡LA HACE SANTA! Con razón, con razón, la chica tenía “méritos.”

10 comentarios:

fiona dijo...

Cómo si no me hubieran llamado puta antes...jajajajaj, si es que con lo que tuvo que aguantar normal que la hicieran santa...vaya tela!

Al final me va a gustar la historia y todo, con lo negada que era yo en el instituto xD

Un beso!

Miguel Baquero dijo...

Je je je, graciosa visión de una de las mujeres más guarrindongas de la Historia

Quico dijo...

Eso si que era una tía con dos cohones!

Saludos!

estonoesunblogdehistoria dijo...

Gracias a los tres, si, así era Teodora, una mujer de armas tomar!!

laquesigueaqui dijo...

Si toda la historia me la explicaran así en mis tiempos, hoy sabría mucha más. Me encanta cómo lo cuentas.

Besos.

Srta. MariSuZi dijo...

Una señora del siglo XXI, eso si que sorprende, aunque finalmente los pensamientos progres con el fin de su vida resulta que se echa atras y volvemos donde estabamos... asi nos vemos hoy en dia... ¿donde estariamos si no se hubiera arrepentido?...

Inés dijo...

Te devuelvo la visita, gracias por pasarte por mi blog, y comentar.

Un saludo,
Inés

estonoesunblogdehistoria dijo...

laquesigueaqui, no se que opinarían nuestros profesores de historia de esta visión...jeje

Sra. MariSuZi, estoy de acuedo con usted si hubiese tantos arrepentimientos (voluntarios o forzados) a lo largo de los siglos seguro que viviriamos un presente muy distinto, el tiempo pasa y las batallas son casi siempre las misma...

Inés, gracias pro pasarte!

Fibonacci dijo...

Me ha gustado la historia, así explicado,cualquiera saca sobresaliente en historia...¿porque mis profes no lo explicaban de esta manera y me hubiera entrado?
Un besote a las tres...os seguire.

La que vive al lado dijo...

Jajaja!!! Me parece que voy a venir seguido por acá.
Ahora, entre nosotros, ¿Y San Agustín?????? Confesiones... esas sí que son confesiones!
Saludos.