martes, 23 de noviembre de 2010

CASANDRA



Casandra era una niña bien, hija de Hécuba y Príamo, reyes de Troya. Soñaba Casandra con ser una ”femme fatal” como su colega la Helena y vio la oportunidad perfecta en el trato que le propuso  Apolo: Su virginidad a cambio del don de las profecías.
Casandra aceptó encantada, que a ciertos dones por aquella época no convenía hacerles ascos. Pero cuando Apolo cumplió su parte y le otorgó el poder ella pensó que igual se lo estaba poniendo demasiado fácil, así que decidió jugar un poco:
-¡¡Ah!! ¿Pero no me digas que te has creído lo de que me iba a acostar contigo? Desde luego Apolo, tan Dios y tan inocente… ¡Hay que ver!
Pero de toda la vida de Dios los hombres, por muy dioses que sean, se han tomado fatal eso de quedarse a medias. Así que Apolo montó en cólera y como estaba tan encendido que no le salían las palabras pues le escupió en la boca (unos guarros que eran estos dioses griegos: ¡lo se!) y la condenó a que jamás nadie creyese sus predicciones a pesar de seguir manteniendo el don.
Y eso que parece una mierda de castigo acabó por convertirse para Casandra en un auténtico infierno, que la gente pensaba que estaba loca y se quedó soltera y todo por la gracia…
Cuando Paris aparece en escena reclamando su lugar como hijo de Príamo, Casandra se empieza a oler el desastre:
-         ¡Papá, por favor, que este nos la va liar parda!  ¡¡Que este es de los que se enamora!! Y ten cuidado tú que no le de por raptar a la Helena
Pero el padre, ni caso, como quien oye llover:
-         Si es que esta mal que te lo diga tu padre pero ¡mira que eres mala, hija! Tú lo que tienes es pelusilla de tu nuevo hermano. ¡¡Oiii, como sois las mujeres!! Mira tu hermano Héctor en cambio que contentito está ...
-         Sí , más contento va a estar cuando muera a manos de Aquiles en una guerra que ni le va ni le viene…-se aventuró Casandra
-         ¡¡Ayyy!! Niña, de verdad, ¡que es que ya no se si eres mala o estas loca! ¡Pero así no te casamos fijo! ¡Que ocurrencias, por Zeus!
Y Casandra, que no se daba por vencida, venga a hacer predicciones a lo loco. La gente, que no concebía como una chica tan mona se empeñaba en pasarse el día berreando por las calles en vez de dedicarse a tejer o a bañarse en leche de burra o a tocar la lira o a hacer lo que quiera que hiciesen las damiselas de la época, pues le puso la etiqueta de loca para siempre, y ya se sabe: “cría fama y échate a dormir”. ¿Que después la Casandra lo acertaba todo? ¡Sí! Pero para cuando eso pasaba la gente ya se había olvidado completamente de sus vaticinios.
Y así se pasaba el día la incomprendida, hasta que una noche paseando por la plaza mayor se encontró con un enorme caballo de madera. Y ahí a la pobre ya casi le da un síncope:
- ¿¡Pero se puede saber quien coño ha metido esto aquí!?
-¡¡Ah!! ¿Eso? Es un regalo de los griegos. Si es que en el fondo son majos, ¿verdad?
- Joder, joder… ¿ pero es que nadie se da cuenta que es una trampa?  ¡que este caballo esta relleno! ¡¡Que es como un huevo kinder, que trae sorpresa!!
Pero los Troyanos nada, que a caballo regalado no le mires el vientre…
Y ahí que se quedo Casandra chillando toda la noche mientras los troyanos amenazaban con tirarle cubos de agua:
- ¡¡La loca que se calle, por Dios!! Con 36 años y soltera estaba claro que algún fallo tenía que tener …
A última hora se le unió también el sabio Lacoonde, que como era sabio se daba cuenta de las cosas y pensó : “anda que para estar loca… ¡¡¡como acierta la jodida !!! Yo por si las moscas la apoyo…”
Pero nada, que los troyanos eran muy obtusos, y no hicieron ni caso. Así que cuando Casandra se quedo afónica de tanto pronosticar a gritos decidió largarse al templo de Atenea y que le dieran por culo a todos, que ya la tenían hasta el gorro.
Por supuesto sus preediciones eran acertadas y Troya fue invadida.
En el asalto al castillo, Ayax la encontró abrazada a Atenea y la violó allí mismo, que más le hubiera valido a Casandra  no hacerse tanto de rogar con Apolo y ahorrarse todos estos disgustos. Luego, fue entregada al rey de Micenas, que tenía nombre de pokemón: Agamenón , quien se enamora perdidamente de ella . Pero cuando parece que todo le va a ir bien a Casandra ¡pues no! Resulta que mientras Agamenón se había ido a la guerra, su mujercita y el amante de ésta, le estaban haciendo la cama. Así que, con todo ya planeado, nada más pisar Micenas Agamenón fue asesinado y con él su última concubina: Casandra. Es lo malo de encontrarte en el lugar inadecuado a una hora inapropiada.


Moraleja de la historia  de la pobre Casandra: Chicas ¡¡no os hagáis las estrechas que a la larga solo trae problemas!!

17 comentarios:

Jojito dijo...

Lo mejor----La moraleja.

Hay que ver, lo que puede causar el querer ser perfecto.

Me habeis hecho pensar????????????????

La Perfida Canalla dijo...

jajajaja

Que vida mas perra la de la pobre cassandra!!!!
Un saludo coleguita

Salamandra dijo...

¡Tremendo blog!
Desde Juan Antonio Cebrián no me lo pasaba tan bien ... te sigo!

fiona dijo...

jajaja, me encanta la moraleja...como dice un grupo del facebook, "no calientes lo que no te vas a comer"!!!

Un beso.

laquesigueaqui dijo...

Hola coleguita de plantilla!! La plantilla ya le da un toque al blog, jeje, pero sin duda lo mejor es tu forma de contar las cosas. Me encanta. Te seguiré.

Besos.

estonoesunblogdehistoria dijo...

Gracias a todos por participar con los comentarios!!
La verdad es que si, ¡pobre casandra!
Probablemente ese grupo de facebook lo creo Apolo...jajaja

ah! si, grande Cebrián casi todos a los que nos gusta la historia lo hemos escuchado alguna vez...

Miguel Baquero dijo...

Je je je. El mito, visto así, y sobre todo con esa moraleja, como que se humaniza mucho más. Es como otra historia

Alicia Tantata Chan dijo...

Pobre infeliz!

la reina del mambo dijo...

Vaya pues visto así es divertido, lo digo porque yo tengo un libro sobre eso y fui incapaz de acabarlo.
Gracias por pasarte por mi blog
Saludos

Quico dijo...

Toma moraleja! xDDD Buenísimo one more time!

estonoesunblogdehistoria dijo...

Pues estas estas cosas son las que enseñaba la mitología griega..

Anónimo dijo...

Nunca nos paramos a pensar que lo que es historia lo deciden los hechos, las prioridades y, la mayoría de las veces, la casualidad. Leyendas, acontecimientos, hechos reales o supuestos se mezclan para formar un pasado que se convierte en un substrato común, digno de ser considerado "historia" tan sólo cuando alcanza una dimensión social. Es decir, las cosas se convierten en historia no sólo por el mero hecho de existir, sino por la fundamental labor de ser contadas, recordadas y, porqué no, transformadas y moldeadas por los prismas de los narradores.
Vosotras, queridas amigas, sois unas narradoras excepcionales. Bajo vuestro prisma, los hechos cobran unos colores tan brillantes que, necesariamente y por derecho, se transforman en algo esplendoroso que se necesita compartir.
Yo sí creo que el vuestro es un blog de historia, pero más creo todavía que es un blog destinado a hacer historia.
Seguid siempre así, porque más vale una sonrisa robada que una historia aprendida.

Anónimo dijo...

Apreciad@ Anónim@, estoy tan de acuerdo contigo que me sorprende a mi misma (...y a otras personas) leer tus palabras y constatar que no son mias. Comulgo con todo lo que dices y con cómo lo dices.
Yo tengo el inmenso privilegio de poder debatir cara a cara con las mentes brillantes que están detrás de este blog, y a veces me sorprende la modestia que las caracteriza, puesto que creen que comentarios tan alagadores pueden venir tan sólo de "alagadoras oficiales" (apartado bajo el que erroneamente me catalogan). Tu aportación demuestra que eso no es así, y que su labor es apreciada nada más y nada menos por lo que es en realidad: un prisma genial, distinto y abrumadoramente irónico, que se necesita compartir y reproducir no por el valor de los hechos que narra, sino por el cómo lo narra.
Yo amo a la gente que consigue robar sonrisas (eso de regalarlas, pedirlas o tomarlas prestadas está muy visto y pasado de moda), por eso admiro e "idolatro" a estas ladronas tan hábiles como generosas, porque más valen los pensamientos compartidos que la sabiduría almacenada.

La gata dijo...

Jajjjjajajjjj!!!! Geniaaaal!! Muy, muy bueno, de verdad! Lo mejor, la moraleja, sin duda. Eso le pasa a Casandra por ser una calientap****s, jejej! Ah, y con lo del nombre de Pokemon me he partido la caja!!
Felicidades de nuevo por el blog, es muy bueno!
Ah, y gracias por pasarte por el mío y comentar.
Saludines :)

estonoesunblogdehistoria dijo...

Anónimo 1: Gracias por el comentario, pero no nos escribas esas cosas que nos las creemos y vamos a ir por el mundo en plan: "soy leyenda!!!" jajajajaj

Anonimo 2, Passsa p'aquí, onde vas? jajaja

La gata, los alegramos que te guste, si, si, a los dioses griegos les gustaban las cosas claras

hijoeputa dijo...

Ya lo han dicho, pero lo reafirmo, lo mejor de lo mejor la moraleja.

Larisa dijo...

Yo la defiendo. Todo es preferible a yacer con Apolo. Además, my friend, creo que fue ese violador en potencia quien montó el circo. Dudo de que Cassandra cediese a copular con semejante individuo.

En fins...

Que sigas contándonos la jístori así, que mola.